Calcular precios de índices bursátiles

Calcular precios de indices

Los índices bursátiles son uno de los elementos más recurridos a la hora de operar con productos derivados con CFDs. Quizás, la mayor ventaja que ofrecen es la de operar sobre un activo bursátil y centrado en el sector empresarial, pero que, a la vez, no depende de una sola empresa o compañía. Por lo tanto, para operar con índices se necesita un estilo de información más global, en comparación con una mucho más concreta en el caso de operar con títulos.

Ello no quiere decir que se requiera un esfuerzo menor para calcular los precios en los índices. Más bien, ocurre todo lo contrario. Calcular los movimientos de los precios en los índices bursátiles tiene cierta complejidad. A continuación, exponemos algunos conceptos básicos.

Los ticks

Al igual que ocurre con los PIPs en Forex, los ticks son el movimiento mínimo en el precio de un índice bursátil, en el título de una empresa o en una materia prima.

Eso sí, el tamaño del tick depende de qué índice bursátil estemos hablando. Aquí una tabla con los ticks de los índices más populares.

ÍNDICE TICK
S&P 500 0,25
NASDAQ 100 0,25
DJ 30 1,00
CAC 40 0,50
DAX 30 0,50
IBEX 35 0,50
FTSE 100 0,50
NIKKEI 225 5,00

Cada tick se expresa en la moneda propia de cada índice. Por ejemplo, el Nasdaq 100 está expresado en dólares, mientras que el IBEX se representa en euros y el Nikkei en yenes japoneses.

Los puntos

Además de ticks, los precios de los índices bursátiles también se expresan en puntos. De hecho, en las noticias se suelen hacer referencia a estos.

Los puntos hacen referencia al precio de un índice sin tener en cuenta su valor decimal, es decir, sin tener en cuenta los ticks, en la mayoría de los casos.

Modelos de cálculo del precio de los índices

Dependiendo del formato y de cómo se calculan, podemos diferenciar dos formas principales a la hora de crear los precios de los índices bursátiles:

  • Índices de precios ponderado
    Se forma con la media aritmética del precio de los valores que forman parte del índice. Son razonablemente fáciles de calcular, aunque hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el valor de un título, mayor importancia tendrá sobre el precio del índice.Así pues, a la hora de invertir hay que tener en cuenta que las empresas con títulos más caros van a tener mucha más incidencia.

    Dos importantes índices que utilizan este método de precios son el Dow Jones Industrial Average y el Nikkei Dow Jones Average.

  • Índices de capitalización ponderada
    Se construyen según la capitalización bursátil de cada uno de los valores del índice. Es decir, el índice es la suma de los precios de cada una de las compañías. Por lo tanto, es el índice más fácil de interpretar desde un punto de vista externo.Casi todos los índices bursátiles del mundo utilizan este formato de cálculo, incluyendo el Ibex 35 o muchos de los índices norteamericanos.
  • Índices de igual ponderación
    Se calcula a través de una media aritmética de la rentabilidad que ofrece cada uno de los títulos que forman el índice.Al ser un método poco utilizado, no tiene tanta presencia como los anteriores, ni tanta importancia a la hora de desvelar precios de índices. Lo más fácil, al fin y al cabo, es centrarse en los dos anteriores.

Factores a tener en cuenta al calcular la progresión de los Índices

Al ser un elemento de inversión a medio camino entre las acciones y, quizás, otros de aspecto más económico, como el Forex, los elementos a tener en cuenta para anticiparse a los movimientos de precios en los Índices Bursátiles son muy variados.

  • Comportamiento de valores individuales
    Obviamente, siempre hay que tener en cuenta el comportamiento de los títulos individuales de un índice, especialmente de aquellos que cuenten con un mayor peso.Si se produce un cambio muy drástico en uno de ellos, hay que tener claro que el índice en cuestión lo va a notar.
  • Factores macroeconómicos
    Cualquier evento macroeconómico, especialmente aquellos con incidencia sobre el sector empresarial, pueden tener una gran repercusión sobre la mayoría de los títulos de compañías y, por ende, sobre los índices bursátiles.Por ejemplo, el cambio en la regulación empresarial de un país inevitablemente acabaría por afectar al principal índice de ese país.
  • Cambios sectoriales
    Cuando se trata de índices sectoriales, como es el caso con algunos de los índices norteamericanos, hay que tener en cuenta a factores que afecten a ese sector o industria. Por ejemplo, si se trata del índice de las materias primas, las regulaciones respecto al fracking (método de extracción de gas y petróleo) pueden tener una gran importancia.